martes, 31 de mayo de 2011

Nokia E7 a fondo

nokia e7 05 Nokia E7 a fondo

La gente de Nokia ha tenido la amabilidad de prestarnos un Nokia E7 para hacer algunas pruebas y daros nuestra opinión. Como ya sabéis, el Nokia E7 es en estos momentos, y hasta que Windows Phone diga lo contrario, el terminal insignia de la firma finlandesa, junto con el N8.


Los parecidos entre estos dos terminales no son pocos y ya vimos hace tiempo una comparativa que lo dejaba bastante claro. A simple vista los dos comparten incluso un diseño similar, aunque las grandes novedades del E7 son su mayor pantalla (4 pulgadas frente a 3,5, aunque manteniendo la misma resolución) y su teclado QWERTY.

No sólo por fuera se parecen ambos dispositivos, ya que también comparten el mismo sistema operativo (aunque con algunos cambios en la interfaz) y el mismo procesador ARM 11 a 680 MHz. También tienen la misma memoria interna de 16 GB, pero con una gran diferencia: el Nokia E7 no permite ampliarla usando tarjetas microSD. Sin embargo, el E7, posiblemente el último gran terminal con Symbian, se merece un análisis más detallado, así que seguid leyendo si os interesa.

Pantalla, peso y dimensiones

El Nokia E7 mide 123,7 x 62,4 x 13,6 milímetros y pesa 176 gramos con la batería puesta. Es un teléfono voluminoso y algo más pesado que la media. Como ya he comentado, tiene una gran pantalla táctil capacitiva AMOLED de 4 pulgadas con 16 millones de colores y una resolución de 640 x 360 píxeles.

Esa gran pantalla y su teclado QWERTY deslizante son a priori dos de los grandes atractivos de este terminal, que se presenta con un diseño sencillo y sólido, sin demasiadas concesiones a la estética.

El mecanismo de apertura del teclado, parecido al del N97, es sencillo y da sensación de seguridad y solidez. El teclado es muy cómodo y fácilmente accesible. Sujetando el teléfono con las dos manos resulta muy sencillo y rápido teclear usando los pulgares. Las teclas tienen un tamaño adecuado, un tacto agradable y tienen una buena separación entre ellas.

Los botones físicos del E7 son escasos. Tenemos en el frontal el botón principal que sirve para acceder al menú principal del teléfono y el acceso directo a la cámara en un lateral, además del botón de apagado y encendido en la parte superior. Aparte de eso contamos con una pequeña palanca en el lateral izquierdo para bloquear y desbloquear el dispositivo y otra palanca en el lateral derecho para controlar el zoom y el volumen.

nokia e7 04 Nokia E7 a fondo

En la parte superior del terminal también encontramos el conector AV de 3,5 milímetros y el puerto USB para cargar el E7, conectarlo a un ordenador o usar la magnífica funcionalidad USB-on-the-go (¿por qué a nadie se le había ocurrido hasta hace relativamente poco lo de poder conectar una memoria USB a un teléfono?). Al lado del puerto USB también encontramos, cubierto por una pequeña tapa, el puerto HDMI que, a través de un adaptador, nos permite conectar el terminal a un monitor o pantalla HD para ver en grande nuestras fotos, vídeos o juegos.

Los más atentos se habrán dado cuenta de que no he mencionado ninguna ranura para tarjetas de memoria. No, no es que se me haya olvidado, es que el Nokia E7 sólo dispone de su memoria interna de 16 GB, que no puede ampliarse.

Interfaz y sistema operativo

El Nokia E7 usa el nuevo Symbian como sistema operativo y ése sea probablemente su principal y quizá único problema. Symbian es una plataforma relativamente sólida y personalmente siempre me he sentido muy cómodo con ella. Las últimas versiones incluyen novedades interesantes que intentan acercarlo a otras plataformas, como el poder organizar varios escritorios diferentes y personalizar nuestros accesos directos.

Sin embargo, lo cierto es que hoy por hoy Symbian está un escalón por debajo de lo que ofrecen iOS o Android, mucho más cómodos e intuitivos para terminales que cuentan con pantallas táctiles. De hecho, la propia alianza entre Nokia y Microsoft demuestra que en la compañía finlandesa son perfectamente conscientes de esta desventaja.

nokia e7 16 Nokia E7 a fondo

Aparte de eso, el E7 da la impresión de ser algo lento de reflejos y abrir una aplicación o moverse entre los menús es quizá algo más lento de lo que debería ser. Quienes estén familiarizados con Symbian, como es mi caso, no tendrán ningún problema para encontrar cualquier opción que puedan estar buscando, pero quienes ya hayan dado el salto a otros sistemas operativos más modernos pueden notar que es un paso atrás.

Sí hay que mencionar que la pantalla táctil responde perfectamente a los distintos toques y que en general los iconos son grandes y están distribuidos de forma cómoda y ordenados con lógica. El acelerómetro también funciona bien aunque, de nuevo, se echa de menos una respuesta más inmediata al rotar la pantalla.

Cámara de fotos y vídeo

La cámara del Nokia E7 permite capturar imágenes con una resolución de hasta 8 megapíxeles, tiene reconocimiento facial y flash LED dual. La cámara es la misma que hemos visto en los terminales de Nokia desde hace un par de años, con un manejo y unas opciones muy similares. Podemos usar la palanca superior para hacer zoom o simplemente tocar la pantalla, aunque en este caso el zoom salta directamente del mínimo al máximo, sin puntos intermedios.

Del mismo modo, podemos hacer la foto usando el botón físico del lateral o bien tocando un botón virtual que aparece en la pantalla. Personalmente prefiero la primera opción para mantener la estabilidad y evitar fotografías movidas. En general la calidad de las fotos es buena, aunque he notado que al hacer fotos a pleno sol se pierde ligeramente la información de color y se echa de menos algo más de contraste.

nokia e7 10 Nokia E7 a fondo
El terminal cuenta con un editor de imágenes interno en el que podemos jugar con nuestras fotos. Además de las funciones más habituales, como modificar brillo y contraste, rotar, recortar o cambiar el tamaño, podemos dibujar sobre la foto, añadir texto, eliminar ojos rojos o aplicar deformaciones, insertar cliparts y marcos. También podemos aplicar efectos, con la ventaja de poder ver el antes y el después.

Además de fotos, el Nokia E7 permite grabar vídeo en alta definición a 720p y 25 fps en formato panorámico 16:9. La grabación del sonido es buena y a la calidad de la imagen tampoco se le pueden poner muchas pegas. Quizá no llega a lo que hemos visto hacer con la cámara del N8, pero tampoco se queda muy atrás. Como en el caso de las fotos, también se incluye un editor de vídeo que permite hacer nuestros montajes, añadir transiciones y títulos.

Conclusiones

El gran problema de este Nokia E7, como ya hemos comentado anteriormente, es que Symbian no gusta a todos. Es un sistema operativo cómodo y fiable, pero ya no es tan intuitivo como era antes y en este E7 peca de una ligera lentitud en sus respuestas.

Sin embargo, la presencia de Symbian puede ser una ventaja para otros usuarios. Al fin y al cabo, no es casualidad que Nokia siga siendo la marca de móviles más vendida en muchos países, entre ellos España. Eso quiere decir que hay muchas personas que se sienten cómodas con Symbian y que quizá prefieran seguir confiando en este sistema operativo antes que dar el salto a otra plataforma y tener que enfrentarse a una curva de aprendizaje más pronunciada.

Más allá de eso, es innegable que el Nokia E7 es un terminal interesante, con múltiples ventajas, con un diseño elegante, sobrio y sólido como sólo Nokia sabe hacerlos, una pantalla grande y de calidad, un teclado funcional, útil y cómodo, y una cámara que puede codearse con las mejores del sector. Si a eso le añadimos algunos extras como la posibilidad de conectar un pendrive USB y transferir datos usando USB-on-the-go o lo bien que funciona la conexión HDMI, el E7 se convierte en una opción más que interesante para quien busque un terminal de gama alta potente y versátil.

Así pues, resumiendo en pocas palabras, lo mejor del E7 es su gran pantalla, su teclado QWERTY y la sensación general de solidez que transmite su diseño. Lo peor, que es algo pesado, la imposibilidad de usar tarjetas de memoria y que corre sobre Symbian.

Fuente:Celularis

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.