El concepto de la máquina que te vende dulces y chocolates ya quedó en el pasado. Ahora, el mismo modelo es usado para vender cosas mucho más complejas, y caras, como reproductores de música, juegos, entre otros. Y ahora podemos agregar otro servicio: clases de golf.

Se trata de RoboPutt, un pequeño robot que te enseña a pegarle a la pelota de golf, en base a datos obtenidos de tus propios tiros. Para comenzar, tienes que entregarle información. Para ello hay que instalarle un pequeño dispositivo a tu palo, llamado “DiGi”. El dispositivo va a grabar tus tiros cortos (o “putts”) y después le entrega esa información de manera inalámbrica a RoboPutt.

Después, instalas el palo en un brazo mecánico del robot y él te va a enseñar a mejorar tu tiro. A diferencia de otros cursos de golf, RoboPutt hace el tiro por ti. Tú sostienes el palo, RoboPutt hace el movimiento. La idea es que a través de la repetición, tus músculos aprendan el movimiento para un tiro perfecto.

Cada curso, que dura entre 4 y 5 minutos, cuesta US$ 5. Para que su uso se masifique rápidamente, la empresa que creó el robot va a entregarlo gratis a tiendas, escuelas y centros de entrenamiento en todo el mundo. Claro, van a ganar dinero con cada curso que hagas, pero igual, es una buena idea.